Mi colección de paletas de sombras (I)


Hola a tod@s

En esta entrada os voy a compartir la primera parte de las paletas de sombras que tengo. No tengo muchas, si lo comparas con otras cuentas, pero reconozco que para cualquier chica son bastantes paletas y muy específicas.

Las voy a alternar entre las viejas (prefiero llamarlas clásicas) y las más nuevas. 

Paletas Oh So Special y The Original de Sleek



Clásicos de la comunidad beauty. Fueron de las primeras que compré en mi vida, en un establecimiento Beautik. La primera fue Oh So Special, una paleta muy completa, con tonos muy ponibles para el día a día. En concreto, me gustan mucho los tonos rosados, son una pasada. La Original es otro clásico, llena de brilli brilli. Encontraréis cientos de reseñas en Internet acerca de esta paleta, pero habla por sí misma. Sin embargo, tiene como pega que necesita un complemento, unos tonos mates que ayuden a dar un poco de calma a todo el brillo que aporta. Tengo una entrada al respecto aquí.

My must haves de Essence



Essence decidió sacar una iniciativa para que “hicieras” tu propia paleta de sombras. Yo decidí ir a por cuatro tonos que pudiera usar en el día a día, especialmente los tonos marrones con el rosa y el naranja. Pero tengo que decir que me decepcionaron un poco, porque perdieron mucha calidad. El rosa me conquistó en la estantería, pero tras un par de usos, todo el brillo desapareció. Desde entonces, he tenido muchos reparos en utilizar sombras de ojos de la marca.

To die for, Quattro Eyeshadow de Essence




Este cuarteto de sombras, tan sencillo y a simple vista tan básico, fue todo un éxito. La calidad de las sombras es bastante decente, y tengo que decir que la utilicé bastante en su momento. A día de hoy se me queda corta, pero fue una gran compra en su momento.
No olvidemos que Essence es una marca con precios muy asequibles, por lo que la calidad que le exigimos no puede ser la misma que una paleta de 40 euros. Sin embargo, otros productos, como los de piel, me encantan.

Paleta de rostro Sfera



Esta paleta la compré hace muchísimo tiempo. Estaba en un estante de El Corte Inglés, rebajada a mitad de precio, y el color azul me enamoró. La calidad es sorprendentemente buena, los colores que más me gustan son Martha y MARY. Sí, en mayúsculas, porque es un iluminador perfecto. Efectivamente, es un tono que uso como iluminador facial, porque queda precioso. También tiene esos gloses que no me gustan nada, pero no me importa. Ojalá hubiera comprado más de la misma marca. Le dediqué una entrada aquí.

En la próxima entrada os comentaré cuáles han sido mis últimas adquisiciones y regalos que me han hecho, mis paletas favoritas.

¿Cuáles son vuestros clásicos en vuestra colección de maquillaje?

Nos vemos

Sonia

Comentarios

Entradas populares