Objetivo: recuperar la cordura (I)

Esta cuarentena nos está afectando a todos de diversa manera. Pero para las personas que como yo sufrimos de ansiedad, estar encerrados nos lleva a tener más problemas para gestionar nuestras emociones. 

En mi caso, estoy perdiendo la productividad rápidamente, por lo que he decidido poner en marcha un plan de intervención rápido. 

Este plan tiene un primer plan, que es analizar mi tiempo. Es ahí donde me he dado cuenta de todo lo que pierdo, simplemente sin hacer nada, jugando a juegos tontos o viendo la televisión sin más objetivo que el de que pase el tiempo. Pero eso tiene que finalizar, tengo que tener más consciencia de lo que estoy haciendo, ser productiva. 

Me he dado cuenta de que soy productiva por las mañanas: las dedico a limpiar y ordenar la casa. Pero una vez finalizan las tareas pendientes, no sé qué hacer. Y meterme en la cama a vaguear debe ser una de las actuaciones que evitar rápidamente. Motivo: me estoy ahogando. La falta de objetivos diarios me está llevando poco a poco a la falta de objetivos vitales, algo que no puedo permitirme. 

De momento no estoy trabajando: mi médico es consciente de que mi trabajo, junto con la cuarentena, son una bomba de relojería que solo puede acabar en problemas. Así que tengo que aprovechar para centrarme en mi desarrollo personal y tratar de mejorar poco a poco. 

Se acabaron las excusas, volvemos a la carga. 

Comentarios

Entradas populares